sábado, 28 de septiembre de 2013

Bizcocho de mango, canela y jengibre

Esta mañana hemos preparado un rico bizcocho para desayunar. Todos sabemos que hay que evitar la bollería industrial, por la cantidad de grasas saturadas, hidrogenadas y azúcar que llevan, además de conservantes, potenciadores del sabor, etc. Pero no tenemos por qué privarnos del placer de comer un dulce, especialmente si lo elaboramos nosotros mismos, utilizando ingredientes ecológicos y de calidad. Aquí os dejamos esta saludable propuesta.

INGREDIENTES

350 g. de harina integral
200 g. de azúcar de coco
200 ml. de leche de arroz
180 ml. de aceite de girasol ecológico, no refinado y prensado en frío
200 g. de mango (es más o menos un mango)
1 sobre de levadura
2 cucharaditas de canela en polvo
2 cucharaditas de jengibre en polvo

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 180º.

Tamizamos la harina y la levadura. El salvado que nos quede en el colador, lo volvemos a echar en el cuenco porque, si no, perdemos parte del valor de la harina integral :-)

En un bol ponemos el mango, el azúcar y el aceite y lo batimos con la batidora hasta conseguir una mezcla homogénea. Añadimos la leche y mezclamos con unas varillas. Poco a poco, vamos añadiendo la harina, removiendo para que no se nos formen grumos. Finalmente, añadimos la canela y el jengibre y removemos bien.

Echamos la masa en un molde de horno, previamente engrasado con un poco de aceite y espolvoreado con harina. Otra opción para que no se nos pegue es cubrirlo con un papel vegetal y echar la masa encima. Metemos al horno unos 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, pinchamos el bizcocho en el centro (con un pincho o un cuchillo) y, si sale limpio, es que está listo.

Sacamos del horno y esperamos a que se temple. Desmoldamos y dejamos que se termine de enfriar sobre una rejilla.




Este bizcocho admite muchas variantes:

- en lugar de azúcar de coco, podéis utilizar azúcar de caña integral
- en lugar de mango, podéis añadir otra fruta, como plátano, manzana o melocotón
- la leche de arroz podéis cambiarla por cualquier otra leche vegetal que os guste (avena, almendra, soja...)
- se puede utilizar aceite de oliva suave en lugar de aceite de girasol
- y las especias.... ¡las que queráis!: nuez moscada, cardamomo, anís...

1 comentario: