viernes, 4 de diciembre de 2015

Caracolas con acelgas baby y salsa de tomate y coco

He preparado esta receta para comer con lo que tenía en casa, improvisando, y la verdad es que ha quedado muy rica. He utilizado pasta sin gluten. Últimamente hay mucha polémica con el gluten, pues parece que no es muy aconsejable para el organismo, siendo el causante de muchos problemas intestinales. También hay quien asegura que, si no eres celíaco o intolerante, llevar una dieta sin gluten es una cuestión de moda y no necesariamente es más sano, por lo que no hay por qué eliminarlo de la dieta.

Mi consejo es que observéis cómo reacciona vuestro cuerpo y cómo son vuestras digestiones tras comer gluten. Evidentemente, si eres celíaco o intolerante, no te queda otra que eliminarlo de la dieta pero, si no lo eres, prueba. Yo antes desayunaba tostadas con aceite y vi que me tiraba el resto de la mañana hinchada y con mucha somnolencia, especialmente cuando comía pan blanco de trigo. Lo mismo con la pasta a la hora de comer. En una ocasión me hicieron análisis para detectar si podía presentar algún tipo de intolerancia, pero me dijeron que todo estaba correcto y que podía comer gluten. La realidad era que no me sentaba bien. Así que, si bien no lo he eliminado completamente de mi dieta, procuro limitarlo todo lo posible. El pan del desayuno lo hago yo en casa y la pasta la compro sin gluten. Mis digestiones han mejorado un montón y no me siento tan cansada. Y, cuando como gluten, intento evitar el trigo y siempre procuro que sean cereales integrales. 

Otro consejo es que miréis siempre las etiquetas de los productos sin gluten. ¿Os habéis fijado la cantidad de porquería que llevan? Muchas veces es preferible comerse un buen pan integral de centeno o espelta, hecho con masa madre, o un bizcocho casero con aceite de oliva y harinas integrales de buena calidad, antes que muchos de estos productos. Siempre, como os digo, observando vuestra digestión. 

Y vamos con la receta, sencilla, pero que os va a encantar :-D

INGREDIENTES (1 persona)

Unos 80-100 g de pasta sin gluten (pesada en seco)
Un manojo de acelgas baby
1 diente de ajo
Salsa de tomate casera
Un vasito de leche de coco 
Una cucharadita de curry
Aceite de oliva virgen extra
Sal marina o sal de Guérande

PREPARACIÓN

En una cazuela con agua ponemos la pasta a cocer, siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrimos y reservamos.

Pelamos y fileteamos los ajos y los ponemos a dorar en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando empiecen a dorarse, añadimos las acelgas lavadas y cortadas en juliana. Rehogamos a fuego suave unos 10 minutos.

Añadimos la salsa de tomate, la leche de coco y el curry y dejamos que se cocine 4-5 minutos más. Por último, incorporamos la pasta, salamos al gusto y removemos (ten cuidado con la cantidad de sal si la salsa de tomate ya llevaba). Servimos calentito. 























La información contenida en este blog procede de diferentes fuentes y tiene una finalidad informativa y educativa, sin que haya sido aprobada por las autoridades médicas y sanitarias competentes. Esta información no pretende, en ningún caso, diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Antes de introducir cualquier cambio en tu dieta, especialmente si padeces alguna patología o sigues algún tratamiento, debes consultarlo con tu médico. 

Cóctel de vitamina C

Hoy os dejamos un batido, perfecto para el desayuno o para tomar a media mañana. 

INGREDIENTES (1 persona)

1 kiwi
2 rodajas de piña natural
El zumo de 2 naranjas
Una cucharadita de azúcar de coco

PREPARACIÓN

Ponemos en el vaso de la batidora el kiwi y la piña pelados, el zumo y el azúcar de coco. Batimos y listo :-)


martes, 7 de julio de 2015

Crema de almendra y zanahoria

INGREDIENTES (1 persona)

3-4 cucharadas de almendras crudas y sin piel remojadas 8 h.
1 zanahoria
Un trocito de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Sal marina o sal de Guérande
Unas gotas de zumo de limón
Una pizca de chlorella (opcional)

PREPARACIÓN

En el vaso de la batidora ponemos las almendras enjuagadas y escurridas, la zanahoria rallada, el ajo pelado, un chorrito de aceite, sal y un poquito de limón. Añadimos un chorrito de agua y trituramos hasta que tenga una consistencia homogénea y cremosa. Si es necesario, añadimos más agua y seguimos triturando.

Servimos en una copa o cuenco y decoramos con un poquito de chlorella (también podemos utilizar hierba de trigo).

Servimos con una ensalada sencilla, en este caso, de rúcula, remolacha y aceitunas, aliñada con sal, aceite de oliva y zumo de limón.
























domingo, 21 de junio de 2015

Licuado de piña y pepino con jengibre

Esta es una opción muy rica para desayunar o merendar, sobre todo ahora con estos calores. Podéis tomarlo tal cual o añadirle unos hielos para que esté bien frío. He de confesar que no me va mucho el sabor del pepino, pero con la piña y el jengibre se disimula un montón :-) Eso sí, si no queréis que tenga un sabor muy fuerte, no os paséis con el apio :-)

INGREDIENTES (1 persona)

1/2 piña grandota
1 pepino
1 ramita de apio (no muy grande)
1 lima
1 trocito de jengibre
1-2 cubitos de hielo (opcional)

PREPARACIÓN

Pelamos la piña, el pepino y la lima. Lavamos el apio. Licuamos todos los ingredientes (yo el jengibre, si es bio, lo licuo con la piel). Añadimos hielo y bebemos bien fresquito.


martes, 26 de mayo de 2015

Tallarines de zanahoria con salsa cremosa de calabacín

INGREDIENTES (1 persona)

2 zanahorias

PARA LA SALSA

Un trozo de calabacín (si es grandote, con 1/4 es suficiente. Si es de los pequeñitos, necesitaremos 1/2)
2 cucharadas soperas de levadura de cerveza
1 cucharada sopera de tahini
1 pizca de sal marina
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sésamo negro para decorar

PREPARACIÓN

Pelamos y lavamos las zanahorias y, con el pelador, hacemos tiras finitas. Si queréis el plato 100% raw, podéis dejarlas tal cual. A mí me gusta más darles un toque de vapor durante 5 minutos, para que se ablanden un poquito. Pero nada, sólo unos minutines y que queden al dente :-)

Para preparar la salsa, trituramos el calabacín pelado con el resto de ingredientes y listo. Así de fácil. En principio, no hace falta añadir agua, con la que suelta el calabacín es suficiente. Pero si os cuesta triturar o queda muy espeso, podéis añadirle un pelín.

En un plato, servimos los tallarines de zanahoria con la salsita por encima, decoramos con unas semillas de sésamo... et voilà! A disfrutar :-) 

Como siempre, acompañamos nuestro plato con una ensalada sencilla de hoja verde (yo hoy le he añadido unas aceitunas y dos rabanitos), aliñada con una cucharada de aceite de oliva, sal marina, unas gotas de zumo de limón o vinagre de manzana y una hierba seca (orégano, albahaca, eneldo...)



sábado, 7 de marzo de 2015

Xylitol

El xylitol es un azúcar natural utilizado en la industria alimentaria como sustituto del azúcar. En la naturaleza se encuentra en muchas frutas y verduras, como la coliflor, las frambuesas, las fresas y los arándanos, y también en el maíz y el abedul que es, generalmente, de donde se extrae.

- Su poder endulzante es similar al de la sacarosa, pero tiene menor valor calórico y menor índice glucémico.
- Su fermentación por las bacterias de la boca no produce ácidos y, por tanto, tiene un menor riesgo de producir caries.
- Debido a que no afecta a la producción de insulina y afecta mínimamente al azúcar en sangre, puede ser consumido por diabéticos.
- Ayuda a controlar la infección por cándida, al contrario que la glucosa, la galactosa y la sacarosa, que pueden ser su causa. 
- Algunos estudios han demostrado su efectividad en la prevención de infecciones de oídos. 
- Se ha demostrado que, en el intestino, el xylitol se une al calcio para facilitar su absorción, por lo que es un buen aliado contra la osteoporosis. 
- Tiene cierto gusto refrescante.
- Interfiere en los procesos con levaduras, por lo que es inadecuado para elaboraciones como la masa fermentada para hacer pan horneado.
- Un consumo excesivo puede tener efectos laxantes.

Puedes utilizarlo igual que el azúcar: en postres, limonadas, leche con cacao, elaboración de chocolates...












La información contenida en este blog procede de diferentes fuentes y tiene una finalidad informativa y educativa, sin que haya sido aprobada por las autoridades médicas y sanitarias competentes. Esta información no pretende, en ningún caso, diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Antes de introducir cualquier cambio en tu dieta, especialmente si padeces alguna patología o sigues algún tratamiento, debes consultarlo con tu médico. 

domingo, 1 de marzo de 2015

Hojaldre de verduras

INGREDIENTES

Masa de hojaldre
1 puerro
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
1 zanahoria
1/2 calabacín
1 patata pequeñita
Sal de Guérande
Pimienta negra molida
Una cucharadita de cúrcuma
Un brick de nata de almendras
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

En una sartén ponemos un chorrito de aceite y pochamos el ajo, la cebolla y el puerro picaditos. Añadimos la zanahoria rallada y el calabacín en trocitos. Pelamos la patata, la partimos por la mitad y hacemos láminas muy finitas. La echamos a la sartén y cocinamos unos 15 minutos (hasta que las verduras estén tiernas). Incorporamos la sal, la pimienta, la cúrcuma y la nata, removemos y damos un hervor.

En una fuente de horno redonda y bajita ponemos la masa de hojaldre (dejamos el papel de horno en el que suele venir envuelta para que no se nos pegue). Echamos el relleno que tenemos preparado y doblamos hacia dentro la parte que sobresale.



Metemos en el horno a 200º durante 15-20 minutos y listo. Servimos acompañado de una ensalada verde :-)




sábado, 14 de febrero de 2015

Bombones de maca y de avellana

Estos bombones, además de deliciosos, son crudos. Hemos hecho la mitad, de maca y, la otra mitad, con una avellana en el centro. Son muy fáciles de preparar, tan solo hay que tener en cuenta alguna cosilla:

- el bol donde se funde el cacao debe ser, preferiblemente, de vidrio o cerámica, y el utensilio para remover, de madera
- el agua no debe hervir
- no debe entrar nada de agua en la mezcla, pues se estropearía
- los moldes deben estar bien secos

INGREDIENTES (para unos 30-35 bombones)

125 g de manteca de cacao
125 g de pasta de cacao
60 g de cacao en polvo
60-80 g de sirope de ágave (o menos cantidad, si te gustan más amargos)
1/2 cucharada de vainilla en polvo
Maca en polvo
15-17 avellanas
Moldes para bombones

PREPARACIÓN

En un bol, ponemos la manteca y la pasta de cacao al baño María. El fuego debe estar muy bajito. Lo ideal es que el bol no toque el agua, para que así la temperatura en su interior no sea demasiado alta.  

Vamos removiendo hasta que ambas estén fundidas y perfectamente mezcladas. A continuación, añadimos poco a poco el cacao en polvo y la vainilla (es mejor si los tamizamos, así no quedan grumos). Una vez que hemos conseguido una mezcla homogénea, añadimos el sirope y seguimos mezclando. 

En la mitad de los moldes para bombones ponemos una avellana. En la otra mitad, cubrimos el fondo con un poquito de maca en polvo. Con una cuchara de postre, vamos echando el chocolate. Dejamos enfriar a temperatura ambiente o en el frigo durante un par de horas, desmoldamos y ¡listo!

Si os sobra chocolate, podéis comerlo con frutas (fresas, frambuesas, plátano... :-D



Maca

La maca es una planta originaria de los Andes de Perú. Crece a más de 3800 m de altitud y es uno de los superalimentos más conocidos por su capacidad energizante y vigorizante. Los pobladores andinos ya la usaban en la Antigüedad para mejorar sus capacidades físicas y mentales. 

La maca es un excelente equilibrador del sistema hormonal, un eficaz impulsor de la libido y de la fertilidad masculina y femenina. Además, es de gran utilidad en períodos de estrés mental, como en época de exámenes o sobrecarga de trabajo. A los deportistas les ayuda a mejorar su resistencia física. 

Se vende en forma de cápsulas o en polvo. Nosotros la preferimos en polvo, pues es más versátil. Puedes añadirla a los batidos de frutas, leches vegetales, mueslis, etc. Combina especialmente bien con los postres que llevan cacao: bombones, tartas, batidos, leche con cacao... 




La información contenida en este blog procede de diferentes fuentes y tiene una finalidad informativa y educativa, sin que haya sido aprobada por las autoridades médicas y sanitarias competentes. Esta información no pretende, en ningún caso, diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Antes de introducir cualquier cambio en tu dieta, especialmente si padeces alguna patología o sigues algún tratamiento, debes consultarlo con tu médico. 

sábado, 7 de febrero de 2015

Crema de lentejas rojas

INGREDIENTES (2 personas)

160 g de lentejas rojas
1/2 calabacín
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
1 rama de apio
Una cucharadita de curry
Agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal marina o sal de Guérande
Perejil o cilantro (para decorar)

PREPARACIÓN

En una cacerola, echamos un chorrito de aceite y rehogamos la cebolla, el ajo y el apio picados. Añadimos el calabacín cortado en trozos y las lentejas rojas. Rehogamos 2-3 minutos más. Añadimos el curry, cubrimos con agua y dejamos cocer unos 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, salamos al gusto, trituramos y añadimos más agua si nos ha quedado muy espeso. Servimos calentito en cuencos y decoramos con una ramita de perejil o cilantro.

PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Ponemos en el vaso de la Thermomix la cebolla pelada y partida por la mitad, el ajo pelado y la rama de apio partida por la mitad. Trituramos 5 seg./vel. 5.

Añadimos el calabacín partido por la mitad y trituramos otros 5 seg./vel. 5.

Echamos un chorrito de aceite y programamos 4 min./100º/vel.1.

Añadimos las lentejas y el curry, cubrimos con agua y programamos 15 min./100º/vel 1.

Dejamos que baje un poco la temperatura, añadimos sal al gusto y trituramos 1 min./vel. progresiva 5-10.

Si nos ha quedado muy espeso, añadimos un poco más de agua y volvemos a triturar 10 seg./vel.7. Servimos calentito y decoramos con una ramita de perejil o cilantro.




domingo, 25 de enero de 2015

Pan de almendras y semillas

Para hacer este pan nos hemos basado en la receta Pan "vivo" con almendras del blog Mas allá del gluten. Es muy fácil de hacer, aunque para ello necesitáis un deshidratador. Si no tenéis, podéis hacerlo en el horno, con la puerta un poco abierta. Lo malo del horno es que consume mucho, así que para una vez no es mala idea (este pan se hace en poco tiempo y a baja temperatura), pero no es conveniente hacerlo muy a menudo si no queréis que la factura de la luz os pegue un buen susto ;-p 

Es un pan muy denso, con comer una rebanadita es suficiente. Es perfecto para patés vegetales que no lleven frutos secos, porque ya tiene almendras y quedaría muy pesado de digerir. Nosotros lo hemos tomado con alioli y está delicioso :-) Podéis echar vuestras especias preferidas (albahaca, romero, tomillo) o añadir aceitunas negras, cebolla fritita....

INGREDIENTES

Una taza de almendras crudas
Una taza de semillas de girasol
1/2 taza de semillas de lino
1 chorrito de limón
Una cucharadita de sal marina atlántica o sal de Guérande
3 cucharadas de orégano
1-2 cucharadas de tomate deshidratado molido
3 cucharadas de agua

PREPARACIÓN

En un robot de cocina molemos las almendras hasta hacerlas harina. Reservamos en un bol.

Molemos las semillas de girasol y las mezclamos en el bol con las almendras.

Con un molinillo de café, molemos el lino y lo añadimos a lo anterior. Mezclamos bien. Incorporamos la sal, el tomate deshidratado y el orégano. Mezclamos. Por último, echamos el limón y el agua. Amasamos bien con las manos y damos forma a nuestro pan. Debe quedar una masa que no se desmigaje y que nos permita formar un bollito de pan.

Lo ponemos en la bandeja del deshidratador y deshidratamos 1 hora a 42º. Transcurrido ese tiempo, lo sacamos, lo cortamos en rebanadas y volvemos a deshidratar unas 3 horas más. Se conserva muy bien en la nevera en una fiambrera de cristal con tapa hermética unos 10 días. 




domingo, 4 de enero de 2015

Crema raw de tomate con guarnición de arroz salvaje

INGREDIENTES (4 personas)

PARA LA CREMA

4 tomates muy rojos
1 aguacate
4-5 tomates secos rehidratados en agua caliente unos 15 minutos
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Un chorrito de vinagre de manzana
Unas hojas de albahaca fresca
Un poquito de perejil fresco
Una cucharada de orégano
Un chorrito de agua de mar
Agua filtrada (hasta ajustar consistencia)
Germinados 
Unas semillas de girasol
Pimentón

PARA EL ARROZ

Una taza de mezcla de arroces salvajes
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
Un trocito de jengibre
Una cucharada de romero
Una cucharadita de comino molido
Una cucharadita de coriandro molido
Perejil fresco
Eneldo fresco
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

En primer lugar, ponemos el arroz en una cacerola con el triple de agua y lo cocemos durante 40-45 minutos (hasta que esté blandito).

Mientras, picamos la cebolla, el ajo y el jengibre. Los ponemos en una sartén con un poquito de aceite de oliva y doramos. Añadimos el comino y el coriandro molidos y dejamos que se cocine un par de minutos. Apagamos el fuego y reservamos.

Para preparar la crema, ponemos en el vaso de la batidora los tomates, el aguacate, los tomates secos, el aceite de oliva, el vinagre, la albahaca, el perejil, el orégano y un poquito de agua de mar. Trituramos y ajustamos la consistencia con agua filtrada. Nos tiene que quedar una mezcla homogénea. La servimos en cuencos y decoramos con unas semillas de girasol, pimentón y germinados.

Cuando el arroz esté listo, lo colamos y lo salteamos junto con la cebolla, el ajo, el jengibre y las especias que teníamos reservado. Apagamos el fuego y añadimos el perejil y el eneldo picaditos y el romero. Servimos como guarnición.


Curry de verduras con arroz salvaje

La primera vez que hicimos una receta con curry verde alucinamos. ¡Cómo picaba! Le da un toque súper rico a los platos, pero nos pasamos. Como nunca lo habíamos probado, seguimos una receta que vimos por ahí, donde decía que echásemos 3 cucharadas. Y así lo hicimos. Pero no fuimos capaces de comernos el plato que habíamos preparado de lo picante que estaba. Así que ahora somos mucho más cautos. Si te gusta el picante, pero sólo un puntito, con media cucharadita para dos personas es suficiente :-) En cuanto a las verduras, podéis usar las que queráis: brócoli, espinacas, champiñones, calabaza...

INGREDIENTES (2 personas)

Una taza de arroz salvaje
1 zanahoria
1/2 calabacín
1 cebolla mediana
1-2 dientes de ajo
Un trocito de jengibre
1/2 cucharadita de curry verde
Una taza de leche de coco
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal de Guérande (o sal marina atlántica)
Germinados

PREPARACIÓN

En una olla, ponemos el arroz salvaje con el triple de agua. Cocemos durante 40-45 minutos (hasta que esté tierno). 

Mientras, vamos preparando el curry. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva. Añadimos la zanahoria en juliana y dejamos que se cocine a fuego medio. Transcurridos 7-8 minutos, añadimos el calabacín cortado en tiras, la cebolla también en tiras, el ajo fileteado y el jengibre picadito. Cocinamos unos minutos (hasta que las verduras estén blanditas). Incorporamos el curry y la leche de coco y removemos bien. Dejamos que hierva 5-7 minutos, para que se mezclen los sabores y espese un poquito.

Servimos el curry de verduras en un cuenco. Acompañamos con el arroz salvaje escurrido, al que añadiremos una pizca de sal, un poquito de aceite de oliva y unos germinados.