domingo, 25 de enero de 2015

Pan de almendras y semillas

Para hacer este pan nos hemos basado en la receta Pan "vivo" con almendras del blog Mas allá del gluten. Es muy fácil de hacer, aunque para ello necesitáis un deshidratador. Si no tenéis, podéis hacerlo en el horno, con la puerta un poco abierta. Lo malo del horno es que consume mucho, así que para una vez no es mala idea (este pan se hace en poco tiempo y a baja temperatura), pero no es conveniente hacerlo muy a menudo si no queréis que la factura de la luz os pegue un buen susto ;-p 

Es un pan muy denso, con comer una rebanadita es suficiente. Es perfecto para patés vegetales que no lleven frutos secos, porque ya tiene almendras y quedaría muy pesado de digerir. Nosotros lo hemos tomado con alioli y está delicioso :-) Podéis echar vuestras especias preferidas (albahaca, romero, tomillo) o añadir aceitunas negras, cebolla fritita....

INGREDIENTES

Una taza de almendras crudas
Una taza de semillas de girasol
1/2 taza de semillas de lino
1 chorrito de limón
Una cucharadita de sal marina atlántica o sal de Guérande
3 cucharadas de orégano
1-2 cucharadas de tomate deshidratado molido
3 cucharadas de agua

PREPARACIÓN

En un robot de cocina molemos las almendras hasta hacerlas harina. Reservamos en un bol.

Molemos las semillas de girasol y las mezclamos en el bol con las almendras.

Con un molinillo de café, molemos el lino y lo añadimos a lo anterior. Mezclamos bien. Incorporamos la sal, el tomate deshidratado y el orégano. Mezclamos. Por último, echamos el limón y el agua. Amasamos bien con las manos y damos forma a nuestro pan. Debe quedar una masa que no se desmigaje y que nos permita formar un bollito de pan.

Lo ponemos en la bandeja del deshidratador y deshidratamos 1 hora a 42º. Transcurrido ese tiempo, lo sacamos, lo cortamos en rebanadas y volvemos a deshidratar unas 3 horas más. Se conserva muy bien en la nevera en una fiambrera de cristal con tapa hermética unos 10 días. 




domingo, 4 de enero de 2015

Crema raw de tomate con guarnición de arroz salvaje

INGREDIENTES (4 personas)

PARA LA CREMA

4 tomates muy rojos
1 aguacate
4-5 tomates secos rehidratados en agua caliente unos 15 minutos
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Un chorrito de vinagre de manzana
Unas hojas de albahaca fresca
Un poquito de perejil fresco
Una cucharada de orégano
Un chorrito de agua de mar
Agua filtrada (hasta ajustar consistencia)
Germinados 
Unas semillas de girasol
Pimentón

PARA EL ARROZ

Una taza de mezcla de arroces salvajes
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
Un trocito de jengibre
Una cucharada de romero
Una cucharadita de comino molido
Una cucharadita de coriandro molido
Perejil fresco
Eneldo fresco
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

En primer lugar, ponemos el arroz en una cacerola con el triple de agua y lo cocemos durante 40-45 minutos (hasta que esté blandito).

Mientras, picamos la cebolla, el ajo y el jengibre. Los ponemos en una sartén con un poquito de aceite de oliva y doramos. Añadimos el comino y el coriandro molidos y dejamos que se cocine un par de minutos. Apagamos el fuego y reservamos.

Para preparar la crema, ponemos en el vaso de la batidora los tomates, el aguacate, los tomates secos, el aceite de oliva, el vinagre, la albahaca, el perejil, el orégano y un poquito de agua de mar. Trituramos y ajustamos la consistencia con agua filtrada. Nos tiene que quedar una mezcla homogénea. La servimos en cuencos y decoramos con unas semillas de girasol, pimentón y germinados.

Cuando el arroz esté listo, lo colamos y lo salteamos junto con la cebolla, el ajo, el jengibre y las especias que teníamos reservado. Apagamos el fuego y añadimos el perejil y el eneldo picaditos y el romero. Servimos como guarnición.


Curry de verduras con arroz salvaje

La primera vez que hicimos una receta con curry verde alucinamos. ¡Cómo picaba! Le da un toque súper rico a los platos, pero nos pasamos. Como nunca lo habíamos probado, seguimos una receta que vimos por ahí, donde decía que echásemos 3 cucharadas. Y así lo hicimos. Pero no fuimos capaces de comernos el plato que habíamos preparado de lo picante que estaba. Así que ahora somos mucho más cautos. Si te gusta el picante, pero sólo un puntito, con media cucharadita para dos personas es suficiente :-) En cuanto a las verduras, podéis usar las que queráis: brócoli, espinacas, champiñones, calabaza...

INGREDIENTES (2 personas)

Una taza de arroz salvaje
1 zanahoria
1/2 calabacín
1 cebolla mediana
1-2 dientes de ajo
Un trocito de jengibre
1/2 cucharadita de curry verde
Una taza de leche de coco
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal de Guérande (o sal marina atlántica)
Germinados

PREPARACIÓN

En una olla, ponemos el arroz salvaje con el triple de agua. Cocemos durante 40-45 minutos (hasta que esté tierno). 

Mientras, vamos preparando el curry. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva. Añadimos la zanahoria en juliana y dejamos que se cocine a fuego medio. Transcurridos 7-8 minutos, añadimos el calabacín cortado en tiras, la cebolla también en tiras, el ajo fileteado y el jengibre picadito. Cocinamos unos minutos (hasta que las verduras estén blanditas). Incorporamos el curry y la leche de coco y removemos bien. Dejamos que hierva 5-7 minutos, para que se mezclen los sabores y espese un poquito.

Servimos el curry de verduras en un cuenco. Acompañamos con el arroz salvaje escurrido, al que añadiremos una pizca de sal, un poquito de aceite de oliva y unos germinados.